06 septiembre 2012

Otra noche sin alcohol en Bariloche

Se conmemora en recuerdo de un hecho ocurrido hace 5 años, en la madrugada del jueves 6 de Septiembre de 2007, donde cuatro jóvenes fallecieron cuando el auto en el que viajaban chocó contra un árbol en el Km 1,800 de la Avenida Bustillo, una zona de curvas cerradas con indicaciones de conducir en baja velocidad. Regresaban de un boliche junto a otros tres jóvenes más, incluido el conductor, que sobrevivieron al impacto. Los fallecidos tenían entre 14 y 17 años de edad.


"Con las pruebas recolectadas, la Justicia logró determinar que el joven conducía el vehículo a 100 kilómetros por hora, con un grado de alcoholemia de 2,5 (grs/l) -un valor cinco veces superior al permitido-, que no portaba registro de conducir, que el vehículo tenía los neumáticos lisos, que circulaba con 7 personas en su interior y que Mansilla Vargas conducía el automóvil en contramano en zona de curvas." (Texto extraído de Bariloche2000, donde pueden conocer más en profundidad el caso)

Para evitar que sucedan nuevas desgracias se apuntó a reducir el consumo de alcohol en los jóvenes. Para esto se creó la Mesa 6 de Septiembre, un grupo de padres quienes en cada aniversario realizan "La Noche Sin Alcohol". Esta consiste en no poder adquirir ni consumir bebidas alcohólicas, además de realizar eventos para concientizar sobre el tema haciendo juegos y presentaciones donde se muestra a los jóvenes que no es necesario beber alcohol para pasarla bien. Esa noche hay inspecciones en restaurantes y pubs para controlar que los locales y supermercados no vendan alcohol. Algo así como una veda por elecciones, sólo que aquí los locales nocturnos abren pero no pueden vender.


Ahora, tengo algunas opiniones contrarias al significado y la difusión que se le da a éste tema.

El diario antes mencionado y otros medios de comunicación hablan de "asumir la dolorosa realidad / la repentina desaparición de esos jóvenes seres marcó el principio de una huella / la repercusión regional y nacional fue impactante / la ciudad sintió el golpe seco y profundo de la tragedia / hubo 48 horas de duelo decretados por el ex intendente Alberto Icare y suspensión de actividades" y otras expresiones.

La cuestión es que los jóvenes regresaban a sus casas alcoholizados un jueves a las 7 de la mañana. Era un día de semana, los menores fallecidos deberían haber estado levantándose para ir al colegio. El auto despistó y se fue al lago, pero podría haber impactado contra cualquier vehículo que transportase gente a trabajar o a estudiar. Como pasó el fin de semana pasado, cuando un auto chocó contra un colectivo de línea.

Los primeros responsables son los padres, a quienes se los pone en lugar de víctimas. 14 y 15 años no son edades para estar bebiendo en un local donde se prohíbe la entrada y el consumo de alcohol a menores de 18. En segundo responsable es el boliche, de donde salieron ebrios y que seguramente tenía exhibido el cartel de "no se vende bebidas alcohólicas a menores". Y en tercer lugar el Municipio, por la falta de inspección, de controles de alcoholemia, por tanta ineficiencia que hace que las calles de Bariloche sean tierra de nadie. Por la inoperancia de sus funcionarios que no exigen los controles y las inspecciones. Porque no trabajan en conjunto con la Policía o con la Gendarmería.

Al final el único culpable resultó ser el conductor del vehículo: "homicidio culposo múltiple por la conducción imprudente y antirreglamentaria de vehículo automotor (cuatro hechos) en concurso ideal con lesiones culposas de carácter leve (dos hechos) por el que fue condenado a la pena de 3 años de prisión de ejecución en suspenso y 10 años de inhabilitación para conducir vehículos con más las costas del juicio"

Para la Justicia, ni el boliche ni ningún funcionario fueron responsables.

La noche sin alcohol es cada una de las noches que un conductor sale a cenar o a bailar, porque sabemos que beber y conducir no son una buena mezcla.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios que aporten al debate, serán bienvenidos.